Sistemas de rieles para colgar cuadros: ¡todo son ventajas!

Espejos, fotografías y cuadros llenan de calidez y personalidad los interiores de tu casa y dicen mucho de ti. Son elementos decorativos de primer orden y suelen utilizarse para crear un potente foco de atención alrededor del cual a menudo giran el resto de complementos. Además, los novedosos sistemas para colgarlos a base de rieles facilitan enormemente el trabajo y eliminan los inconvenientes típicos de agujerear las paredes o de llenarlas tacos, ganchos tipo cuelga fácil, tiras adhesivas, etc.

Los sistemas de rieles resultan prácticos, seguros, se adaptan a cualquier espacio y abren un abanico infinito de posibilidades estéticas. Van provistos de una guía, que se fija a la pared o al techo, y de colgadores compuestos por tres elementos: soporte, hilo y gancho. Los colgadores se deslizan a lo largo de la guía y en cada hilo puedes poner uno o más cuadros.

¿Quieres conocer todas sus bondades respecto a otras fórmulas convencionales? ¡Te las contamos!

 

 Rápida y fácil instalación

  Los rieles son sistemas sencillos de instalar: basta con fijar las guías en la parte superior de la pared con un par de taladros. Se pueden colocar en todo tipo de materiales, incluso en Pladur. También en los techos, por ejemplo, si se trata de una oficina con paredes de cristal. En cada caso será necesario elegir la guía más adecuada. Las hay de diferentes medidas, pensadas para soportar pesos más o menos grandes y adaptarse a superficies variadas. Lo mismo sucede con los otros componentes del sistema: colgadores, clips, ganchos. No es lo mismo sujetar un espejo pesado, que un póster ligero, como tampoco lo es el uso que se le va a dar: doméstico, profesional, comercial... En función de todas esas variables se elegirán las distintas opciones.

 

 

 Máxima seguridad

El sistema es muy seguro y minimiza el riesgo de accidentes. Este es un aspecto muy importante, especialmente si los cuadros decoran el cabecero de la cama o están dispuestos sobre el sofá. O si se trata de una composición grande, de la que cuelgan numerosos elementos. Los rieles aguantan un peso considerable, al contrario que otros medios de sujeción, que con el tiempo terminan perdiendo efectividad o poder de fijación: ¿estarías tranquilo durmiendo bajo un cuadro colgado con un adhesivo?


Se pueden colgar los que se desee de un solo hilo, teniendo siempre la precaución de ir añadiendo ganchos. Lo indicado es que se haga de dos hilos, para evitar que el cuadro más bajo desplace de la pared el que está encima y lo haga oscilar. Resulta, asimismo, fundamental respetar el peso máximo que aguantan los componentes del sistema.

 

Diseños muy creativos

Permite hacer múltiples combinaciones con cuadros, marcos, espejos de distintos tamaños y a diferentes alturas, sin tener que tomar medidas continuamente y comprobar el alineado. Si se ha calculado mal la separación o la nivelación, nada de andar despegando y volviendo a pegar o agujerear la pared nuevamente. Simplemente, se rectifica la posición, se ajustan colgadores y  ganchos que sujetan el cuadro, ¡y listo! Nada como echar a volar la imaginación y realizar diseños y composiciones de lo más creativas y elegantes. Las discretas piezas -la guía de aluminio, los hilos de nylon o de acero- pasan prácticamente inadvertidos y el acabado del conjunto es súper atractivo.

 

 Puedes cambiar los cuadros en minutos

Los rieles para colgar cuadros son perfectos en cualquier espacio, pero resultan especialmente funcionales en locales como galerías de arte, tiendas de antigüedades, centros comerciales, oficinas y empresas en los que hay que sustituir cuadros o fotografías con frecuencia. La facilidad con que se cuelgan y se cambian en apenas unos minutos hace ideal esta fórmula. Y lo mejor, se evita cualquier tipo de obra, por pequeña que sea. Cuando se vaya a utilizar el sistema para diseñar una composición y sea preciso hacerlo de forma rápida y cómoda, existe la opción de emplear un  gancho automático, que ayuda al montaje y nivelado en tiempo récord y sin escalera. El gancho manual (gancho RM) será el indicado, cuando dispones de tiempo, por presupuesto, o cuando los cuadros se van a mantener en el mismo sitio durante mucho tiempo.


Por sus múltiples posibilidades y sus ventajas decorativas, el sistema de rieles es... ¡un gran invento!